jueves, 12 de enero de 2012

Stevia, un aditivo natural especial para diabéticos.


Generalmente llamados aditivos, los edulcorantes son sustancias naturales o artificiales de alto o bajo poder de endulzar. Uno de sus usos más frecuentes es la sustitución del azúcar en aquellos productos denominados diet o light. La stevia es uno de esos edulcorantes (adictivo) naturales. No contiene calorías. Se extrae de las hojas de la stevia rebaudiana, planta silvestre de la familia del crisantemo. Crece naturalmente en el Brasil y en el Paraguay. A pesar de ser originaria de América del sur, hoy también puede encontrarse en otros países como Japón, china, México y Estados Unidos. Desde el periodo anterior a la llegada de los colonizadores, ese edulcorante ya era utilizado por los indios guaraníes para endulzar bebidas y remedios. El científico Antonio Bertoni fue el primero en registrar esa costumbre de los nativos, en 1887
En 1970, los japoneses comenzaron a extraer el polvo adictivo de las hojas de stevia y producirlo comercialmente, además de utilizarlo en la alimentación. En los Estados Unidos, la food and drugs administration, FDA, departamento que fiscaliza la producción de alimentos y medicamentos en ese país, decidió que stevia no era un aditivo seguro, e impidió oficialmente su importación y venta en 1991.
Cuatro años después, mediante la realización de nuevas investigaciones. La FDA, admitió la seguridad del producto y libero la importancia de las hojas y del extracto. En general, en Sudamérica se comercializa; se lo puede encontrar en supermercados y negocios de productos naturales. Su  consumo aumenta potencialmente en todo el mundo, y muchos consumidores sudamericanos están comprando stevia cultivada en Asia

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada